Info-Transportes

Colaboramos con un sector estratégico para el país.

La pretensión de este lunes de modificar el cobro de impuestos a cerveza y licores, a dictaminar en la comisión de presupuesto encargada a Erasmo González, topará con la terca realidad de un mercado interno que no está para bollos y con las reticencias del propio SAT al mando de Raquel Buenrostro.

Alguien que conoce el pulso de las compras de una población castigada por la inflación y la depauperización laboral, el presidente de la Asociación Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC) Cuauhtémoc Rivera, recién explico ante esa comisión a la difícil situación por la que atraviesa este sector que da empleo a más de 2 millones de mexicanos en los más de 1.2 millones de puntos de venta que abastece más del 52% de la demanda nacional de bienes de consumo cotidiano.

Rivera dijo un claro "el horno no está para bollos", pues los bolsillos de las personas no aguantan un aumento de impuestos en los productos básicos. Con la representación del gremio, Rivera recordó a los legisladores que la inflación es el impuesto más caro para los pobres, como para que los diputados se apunten la ocurrencia de subirle a productos como la cerveza.

Pero el cambio en la aplicación del IEPS para bebidas alcoholicas que han promovido sin éxito las grandes productoras, como Diageo que dirige aquí Erik Seiersen y Pernod Ricard que representa Leyra Rodríguez, para que se pague por contenido y no por precio, no ha convencido al SAT de Raquel Buenrostro. En el fondo se perderían importantes recursos fiscales al favorecer a las bebidas “high-end”. La modernización pretende que un tequila de 200 pesos pague lo mismo que uno que cuesta 1,000 pesos o más, solo por tener el mismo grado de alcohol.

Para el primero el impuesto sería más del 60 por ciento de su valor, mientras que para el segundo – el de lujo- equivaldría entre un 10 y 15 por ciento. Esto es como si a un auto de versión económica que pesa 2 toneladas, se le cobrara tenencia que a uno de lujo con el mismo peso. Hacienda y el SAT tienen claro quien sale ganando con esta medida y de dónde vienen los cabilderos que presionan a los legisladores.

 

De todo corazón para Kardia

La semana pasada se efectuó la carrera Gran Fondo Adolfo Lagos izzi Kardias, que inició en 2017 y suma cuatro años de trabajo conjunto por los niños y niñas de México que nacen con alguna cardiopatía. La competición fue un éxito pues desde el 27 de septiembre se agotaron los lugares al punto que 2,200 ciclistas se dieron cita en el Estado de México para recorrer sus carreteras y financiar con su esfuerzo 80 operaciones de niños con cardiopatías, sumándose a las 143 que ha efectuado izzi Kardias. En México uno de cada 120 niños nace con algún defecto en el corazón, razón que motivó a izzi apoya la noble cauda, y refrenda su compromiso de servir a los mexicanos con servicios de conectividad de calidad y a precios asequibles.

 

Harp y la alianza trunca

Dice una canción infantil: “Susanita tiene un ratón, un ratón chiquitín”… pero a este le creció el rabo. Jorge Franco es uno de los asesores de la prencandidata de Morena para la gobernatura de Oaxaca. El magistario oaxaqueño lo recuerda por fungir como uno de los operadores en 2006 del entonces gobernador Ulises Ruiz para reprimir el movimiento magisterial; y luego de presentarse como crítico feroz de Andrés Manuel López Obrador, hoy es un converso al morenismo. Es sabido también que entre los asesores cercanos a la cantante hay personajes ligados al actual gobernador Alejandro Murat, como Alfonso Martínez. O sea que no sería raro que en dicha entidad no fragüe la Alianza Va Por México (PRI-PAN-PRD) para la gobernatura que se disputará el año entrante.

 

Ferromex, a negociar Transístmico

La empresa ferroviaria que encabeza Germán Larrea sólo tiene dos fichas para arreglarse en el derecho de paso que en su vía concesionada entre Medias Aguas y Coatzacoalcos que le solicita el Corredor Multimodal de Interoceánico a cargo de Rafael Mollinedo: o llega a un acuerdo con las tarifas de derecho de vía conforme al mercado o tendrá que someterse al arbitraje que la SCT de Jorge Arganis -a través de la Agencia Reguladora del Transporte Ferroviario- que regularmente establece tarifas por debajo de las comerciales. Veremos que deciden en la empresa a cargo de Alfredo Casar.

 

Ahora sí: esta columna con todo y columnista toma un receso; amenaza con regresar en la festividad de difuntos.

 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

@mfloresarellano