Info-Transportes

Colaboramos con un sector estratégico para el país.

Edna Herrera

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), concluyó que el transporte de contenedores está influyendo en alguna medida en la inflación global, entre los del G20, que incluye a México.

El último informe de Perspectivas Económicas, la Organización describió que el comportamiento del transporte de contenedores está siendo una de las principales causas de la inflación entre los países del Grupo.

Predijo además que la inflación al consumidor (IPC) en los países que comprende, alcanzará el 4.5% al cierre del 2021, debido a los precios de los fletes marítimos de contenedores y el alza de los costos de las materias primas destacadas como un gran contribuyente, añadiendo un 1.5% a la inflación.

El índice de insumos de envíos de la propia organización se sitúa actualmente en 482 puntos, frente a 100 en febrero del 2020.

“Es probable que esta situación atípica persista durante algún tiempo, con una capacidad de envío adicional significativa que solo aparecerá en 2023”, indicó el informe.

También se prevé que las presiones inflacionistas desaparezcan una vez se resuelvan los cuellos de botella en la cadena de suministro a medida que la oferta del sector manufacturero se recupere con rapidez, reduciendo también rápidamente los costos.

De acuerdo el documento, al mismo tiempo se están produciendo aumentos salariales considerables en algunos sectores que se están reabriendo, como el transporte, el ocio y la hostelería, por tanto la presión salarial a nivel general sigue siendo moderada.

 

Perspectiva

Las perspectivas de inflación varían significativamente, por ello en EE.UU., se ha estimado un 2.34%, para el 3T-2021, y un pronóstico esperado para el 3T-2022 sea del 3.8% del indicador.

En México Vector Casa de Bolsa, calculó que la inflación al cierre del 2021, podría alcanzar el 7.1%, una vez que en septiembre llegó al 6%, mientras prevalece una tendencia alcista en los precios para los últimos dos meses del año.

Mientras tanto algunas economías de mercados emergentes, como Brasil, pronosticó la OCDE, tendrán una inflación del 7.21% al cerrar el 3T-2021 y para los primeros tres meses del año próximo, se estimó con un 4.91%.

Se proyecta que la inflación de los precios al consumidor en los países del G20 alcance su punto máximo hacia finales de 2021 y se ralentice a lo largo de 2022.